“Jugar a wargames ayuda a desarrollar el pensamiento lógico y a tomar decisiones”

Publicado: 20 diciembre, 2016 en Entrevistas a wargamers, Sin categoría
Etiquetas:, , , , ,

Buenas legionarios, hace unos meses vimos una noticia por Internet que nos llamó mucho la atención. Se trata de una iniciativa que va a utilizar juegos de estrategia para enseñar historia de Europa: el proyecto Erasmus +: “Wargames for peace”. La idea consiste básicamente en que los alumnos aprendan historia usando juegos de mesa con trasfondo histórico.

El proyecto se va a desarrollar durante dos años y ha conseguido un subvención del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos (OAPEE).

erasmus-wargames

Van a participar 5 países y el primer paso será crear un club de wargamers en todos los colegios que integran el proyecto y en el que pueden colaborar los alumnos de 3º y 4º de la ESO que lo deseen. Pero para hablar con más detalle de esta genial idea, hemos entrevistado a Alonso Mateo, el coordinador del proyecto Erasmus de wargames, que nos cuenta más detalles del mismo y nos ofrece una versión interesante de la aplicación de los juegos de estrategia en la enseñanza.

¿Cómo surgió esta idea y en qué consiste el proyecto?

La idea surgió hace dos veranos, durante las vacaciones. Entonces estábamos a mitad de otro proyecto Erasmus sobre historia reciente con otros cinco países y quería darle continuidad, en el sentido de plantear una aproximación a la didáctica de las ciencias sociales mediante metodologías innovadoras y en el contexto de un enfoque internacional. En el anterior proyecto trabajamos la historia reciente de los países socios a través de historias personales narradas por familiares de los alumnos. Como productos finales de aquel proyecto realizamos un documental y un libro sobre la experiencia. Me interesaba plantear de nuevo la historia como algo vivo, no algo que esté predeterminado, sino que puede cambiar según actúen quienes participan en ella. Soy aficionado a los wargames, aunque no un gran conocedor, y me pareció interesante plantear su utilización en el aula como un proyecto internacional. Le comenté la idea a un amigo, que es bastante experto en el tema y le pareció una buena idea. Me comentó que no sabía de ninguna experiencia que se hubiese hecho a este nivel antes puesto que normalmente los profesores wargamers que conocía llevaban a cabo experiencias más o menos puntuales con sus alumnos pero, al parecer, no había ningún proyecto a nivel internacional sobre el tema. Ello me animó a madurar la idea, que le planteé a mis antiguos socios. Dos de ellos, el centro de Polonia y el de Turquía se animaron a participar. Encontramos nuevos socios interesados de Italia, la República Checa y Bulgaria. Comenzamos a redactar el nuevo proyecto el invierno pasado y lo presentamos para la convocatoria de 2016, siendo aprobado en julio por un periodo de dos años.

El proyecto consiste en utilizar diferentes wargames de simulación histórica para conocer esos periodos y los países implicados y además para hacer a nuestros alumnos conscientes de que la historia podría haber sido de otra manera, que depende de las decisiones que toman los agentes que participan en ella, que no hay un destino inevitable y que la historia se decide cada día. También pretendemos que los alumnos desarrollen el pensamiento lógico y la capacidad de toma de decisiones, a través de la utilización de los juegos de mesa.

¿Por qué consideras que con los wargames se puede aprender mejor una parte de la historia?

Creo que los wargames aportan un nuevo enfoque a la enseñanza de la historia. Por un lado, se puede adquirir conocimientos sobre geografía o hechos históricos simplemente participando en un juego y leyendo sobre los acontecimientos que lo desarrollan. Pero además se puede llegar a tener un conocimiento más profundo sobre las relaciones de fuerzas, los factores que benefician a unos o perjudican a otros o como las decisiones que se tomen afectan al desarrollo de los hechos. Los alumnos no solo leen sobre historia, sino que la recrean jugando y ven lo que ocurrió de primera mano. Utilizar los wargames implica una metodología más dinámica, participativa y activa que puede complementar la utilización de los libros de texto y métodos más tradicionales. Dicho esto, debemos tener en cuenta que un wargame -igual que un libro o una película- es la versión de un autor sobre la historia y que el relato de lo que se juega podría ser distinto aunque los hechos esenciales sean los mismos. Es decir, deben aprender a analizar de un modo crítico la historia, independientemente de que material didáctico utilicen.

Creo que en cada país que participa en el proyecto se va a jugar a un wargame concreto, ¿nos podrías indicar cómo va a funcionar?

Si, además del juego que desarrollaremos en todos los países, el “Twilight Struggle”, que será común para todos y, por así decirlo, el juego internacional, en cada país jugaremos un “juego nacional” en el sentido de que se utilizará un wargame de temática especialmente relacionada con el país.  En el caso de España, el juego que enseñaremos a los alumnos de otros países será el “España 1936” sobre la Guerra Civil. En Italia jugaremos “Triumph & Tragedy”, sobre la Segunda Guerra Mundial, con la expansión donde sale el país. En Polonia y la República Checa jugaremos al “1989, Dawn of Freedom” sobre el fín de los regímenes comunistas en Europa del Este. En Bulgaria jugaremos al “Balkan Wars” sobre las guerras balcánicas de principios del siglo XX y  Turquía tiene como juego nacional “Ataturk”, sobre el fin del Imperio Otomano y la creación de la República de Turquía. Dado que la primera reunión transnacional que tuvimos en España y la última en Turquía son sin alumnos, practicaremos nuestros juegos nacionales en algunas de las movilidades con alumnos a los demás países.

En cada colegio hemos creado clubes de wargames, con el fin de que los alumnos vayan conociendo los juegos y aprendiendo a utilizarlos. Se llevan a cabo mediante sesiones periódicas en los colegios. Al final del proyecto todos los alumnos participantes habrán aprendido a jugar al “Twillight Struggle”, a su juego nacional y al juego del país en cuya movilidad hayan participado.

En ocasiones, los juegos de estrategia o wargames no son bien acogidos porque se centran en una temática bélica ¿qué puedes decir para rebatir este pensamiento y resaltar los aspectos positivos de estos juegos de tablero?

Yo creo que, más que nada, hay desconocimiento de lo que son los wargames en particular y un conocimiento más bien limitado sobre el potencial que tienen los juegos de estrategia en general, especialmente en el campo de la educación. Cuando le comentaba la idea sobre el nuevo proyecto a compañeros o amigos, la pregunta normalmente era: “¿Y eso de que va?” Mucha gente simplemente no sabe en qué consisten. Cuando explicaba la idea, las respuestas iban en la misma línea, en plan: “¡Ah!, qué original, está genial, qué buena pinta”. En mi opinión, más que rechazo hay desconocimiento. Generalmente, cuando se le explica a la gente de qué van los wargames y como se pueden utilizar en la enseñanza, les suele parecer interesante. La prueba de ello es que lo hemos sabido explicar bien y nos han aprobado el proyecto.

Los aspectos positivos de los juegos de estrategia aplicados a la enseñanza son evidentes: por un lado aportan un conocimiento sobre hechos históricos y geografía, ayudan a entender determinados momentos de la historia de la humanidad, permiten comprender que hay múltiples factores que influyen en cómo se desarrollan los acontecimientos, que la historia no es algo estático, sino que está ocurriendo permanentemente y sujeto a muchas variables. Jugar a wargames permite revivir ese momento histórico como un presente dinámico, ayuda a los alumnos a tomar decisiones, a desarrollar el pensamiento lógico, a analizar críticamente decisiones y valorar con antelación los pros y los contras de determinadas acciones. Todas estas cualidades enlazan con el desarrollo de las competencias clave en la enseñanza; por ejemplo, se desarrolla la competencia en comunicación lingüística, el sentido de la iniciativa o las competencias sociales y cívicas, entre otras.

Por último, creo que el proyecto contempla también la elaboración de un juego de mesa sobre los refugiados ¿cómo tenéis previsto elaborarlo?

Sí, queremos crear y desarrollar un proyecto sobre la crisis de los refugiados que se viene dando estos últimos años. Nos parece un tema de carácter histórico que enlaza perfectamente con el presente y tiene un enorme potencial a la hora de hacer reflexionar a los alumnos sobre esta cuestión.

La idea es plantear el diseño de un juego de mesa colaborativo en el que la situación  de derrota sea una crisis humanitaria total y la condición de victoria evitar esa crisis y conseguir salvar a las personas, manteniendo un equilibrio en los estados implicados. Partiremos del conocimiento que irán adquiriendo los alumnos jugando a los wargames para luego aplicarlo a la elaboración del nuevo juego. La intención es conseguir editarlo en una cantidad suficiente, al menos, para nuestros seis colegios. Nuestras socias polacas ya han iniciado contactos con una empresa de aquel país con el fin de analizar los costes y ver qué cantidad de la subvención podemos dedicar a ello, teniendo en cuenta que tendremos otros muchos gastos, como son las movilidades de profesores y alumnos entre los seis países, las actividades programadas que debemos hacer, etc. La previsión es que hacia el final del proyecto, en verano de 2018, el juego esté listo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s